Lesiones Ligamentosas

Un ligamento, según la Real Academia de la lengua es un cordón fibroso muy homogéneo y de gran resistencia, que liga los huesos de las articulaciones. Los esguinces son lesiones de los ligamentos articulares, cuya gravedad depende de las fuerzas implicadas. La lesión se produce tras un movimiento brusco que no da tiempo a los mecanismos de compensación a ejercer su función de control.

El más común es el esguince de tobillo, que interesa en el 80% de los casos al complejo del ligamento lateral externo. También trataremos el esguince de rodilla, que en este caso afecta sobre todo al ligamento lateral interno. En la rodilla, las lesiones más graves son las roturas de los ligamentos cruzados, y de ellos, la más frecuente es la del ligamento cruzado anterior.

Clásicamente se describen tres grados de esguince: leve, moderado y severo, según la intensidad del daño observado.

 

Esguince leve o de primer grado

Suponen una distensión del ligamento, sin rotura del mismo. Cursa con ligero dolor y limitación funcional. En la exploración, puede apreciarse un discreto edema y en ocasiones un pequeño hematoma alrededor del ligamento lesionado.

El tratamiento se basa en aplicación del protocolo RICE: reposo, hielo, compresión y elevación del miembro. La vuelta al entrenamiento debe posponerse 5-7 días.

 

Esguince medio o de segundo grado

Implica una rotura parcial del ligamento. El dolor y la limitación funcional son manifiestos y en la exploración el edema/hematoma son evidentes.

La duración  de las manifestaciones será de 1 a 2 semanas y puede precisar reposo relativo, hielo, inmovilización suave e incluso medicación sintomática.

 

Esguince grave o de tercer grado

La rotura del ligamento es subtotal. La función articular está mermada, se objetiva pérdida de movilidad, gran hematoma y edema.

El cuadro va a persistir más de un mes, y además del tratamiento médico, asociaremos vendaje elástico y tratamiento fisioterapéutico. Los mejores resultados, se obtienen con enfoques de tratamiento funcionales, huyendo de inmovilizaciones estrictas y prolongadas, favoreciendo la movilización en cuanto las manifestaciones inflamatorias lo permiten.

El tratamiento quirúrgico casi nunca es necesario. En el caso del tobillo, los resultados de la cirugía en fase tardía son equiparables a los de la reparación en fase aguda, por lo que yo no suelo hacer una indicación de cirugía, salvo que la lesión provoque una inestabilidad articular.

 

Prevención

Al ser una lesión fortuita es complicada la prevención, pero en personas que hayan sufrido el problema, hay que incidir en ejercicios de recuperación de la propiocepción y fortalecimiento de mecanismos agonistas.

A veces se plantea la cuestión de si es adecuado correr llevando un vendaje en el tobillo. No obstante, debemos recordar que la función del vendaje no es permitir la carrera, sino curar la lesión. El vendaje impide el trabajo articular normal y aunque refuerza la articulación, no soporta el impacto del peso corporal al correr, lo que puede hacer que la lesión se agrave.

Después de sufrir un esguince de rodilla, se podrá comenzar con los ejercicios isométricos una vez pasados los primeros días si la inflamación ha remitido. La vuelta gradual al deporte puede iniciarse transcurridos una semana o diez días. Debe realizarse trote muy suave con rodillera otra semana más, siempre que la rodilla ni duela ni esté hinchada.

Es bueno en esta fase asociar ejercicios de fortalecimiento en descarga (bicicleta), reeducación de la marcha en piscina y gimnasio con bajas cargas sin forzar para potenciar el cuádriceps y los isquiosurales.

En el caso de rotura de los ligamentos cruzados, existe el riesgo de desarrollar una inestabilidad de la rodilla lesionada, y este movimiento anormal, puede causar lesiones de los meniscos o del cartílago, favoreciendo el desarrollo de una artrosis. Por eso en sujetos jóvenes y/o activos, está indicado el tratamiento quirúrgico para su reconstrucción, el cual debe afrontarse en un momento clínico adecuado, cuya selección será establecida por su médico.